Archivo | Obra nueva RSS for this section

Quiero una hipoteca: ¿de qué me examina el banco para dármela?

En la situación actual de gran restricción en la concesión de hipotecas resulta muy importante saber cuáles son los criterios de riesgo que aplican los bancos cuando pedimos un préstamo hipotecario para saber si podemos mejorar algún aspecto. Desde idealista.com/hipotecas, la sección de hipotecas de este portal, señalan que las entidades financieras analizan fundamentalmente 3 aspectos diferentes.

1. Capacidad de pago de los solicitantes

Como en cualquier préstamo o crédito, la expectativa de los bancos es que el cliente sea capaz de devolver el préstamo concedido, y para ello analizan:

a. Estabilidad laboral: se tiene en cuenta la probabilidad de pérdida de trabajo o de cambio de condiciones del mismo. Es este sentido, generalmente se valora más a los funcionarios o a asalariados con contrato fijo y varios años en la empresa y menos a los que tienen contrato temporal o a los autónomos. También se tiene en cuenta el sector de actividad, penalizándose más aquellos sectores con un mayor riesgo de pérdida de empleo.

b. Estabilidad de los ingresos: actualmente se cuestiona mucho los ingresos de solicitantes que perciben gran parte de su nómina a través de comisiones (por su riesgo de discontinuidad), así como los ingresos de autónomos, por este mismo motivo.

c. Ratio de endeudamiento: se calcula la cuota de la hipoteca dividido por los ingresos netos mensuales, y este ratio no debe superar el 33%-35% para la mayoría de las entidades, en algunos casos llegando hasta el 40%.

d. Sensibilidad a una subida de tipos de interés: aunque el préstamo concedido tenga un tipo de interés inicial del 3,25% – por poner un ejemplo – las entidades financieras simulan una cuota hipotecaria para un tipo de interés del 5%, para asegurarse que los clientes van a ser capaces de hacer frente a dicha cuota en el futuro (no olvidemos que estamos contratando un préstamo a largo plazo, y en algún momento de la vida del préstamo estaremos pagando cuotas calculadas con este tipo de interés, o incluso mayor).

e. Ingresos disponibles: se calcula restando a los ingresos netos mensuales de los solicitantes la cuota del préstamo hipotecario y las de otros préstamos, normalmente aplicando otros gastos en función del número de miembros de la unidad familiar. El objetivo de este ejercicio es asegurar que los clientes podrán hacer frente a sus gastos habituales. Por ejemplo, si los ingresos mensuales de la familia son de 2.000 euros y tienen 2 hijos, la cuota del préstamo es de 800€ (un 40%) y además se tienen préstamos que suman cuotas de 600 euros, probablemente las entidades pongan muchos reparos a la concesión del préstamo, pues estiman que la familia no podría hacer frente a todos sus gastos corrientes con un disponible de 600 euros.

2. Valor del préstamo sobre el valor de la vivienda

En caso de que los solicitantes no sean capaces de cumplir con sus compromisos de pago mensuales, las entidades tienen que recurrir a la garantía hipotecaria (es decir, a la vivienda), para cobrar su préstamo, por lo que este punto también es estudiado:

a. Valor de la vivienda: normalmente las entidades aplican un límite del 80% del valor del préstamo dividido entre el menor de dos valores: el importe de compra escriturado y el valor de la vivienda, según la tasación oficial efectuada. Este criterio de mínimos – aplicado por muchas entidades – resulta contraproducente cuando en situaciones como la actual, podemos encontrar un “chollo” y el valor de compra es sensiblemente inferior al valor de tasación. En el fondo, lo que las entidades persiguen con este criterio es intentar que los clientes hagan una aportación inicial importante, que demuestre su nivel de compromiso.

b. Recolocabilidad de la vivienda: las entidades analizan cada vez más este punto, que no es más que la facilidad de venta de esa casa a un buen precio en el hipotético caso de tener que embargar el piso. Dicho de otra manera, cuanto más atractiva y demandada sea la vivienda, mejor (la mayoría de las entidades tienen incluso ciertas zonas geográficas donde no quieren firmar préstamos hipotecarios, por la dificultad de venta de viviendas).

3. Rentabilidad del préstamo, o mejor dicho, del cliente

Si antes las guerra de las hipotecas y las facilidades de financiación de las entidades hacía que los diferenciales fuesen muy bajos, ahora la prioridad de los bancos es rentabilizar desde el primer día la relación con los solicitantes:

a. Tipo de interés a aplicar: los tipos de interés aplicados son sensiblemente superiores ahora que hace uno o dos años, y no solamente por la reciente subida del euribor, sino porque los diferenciales son muy superiores. La política común de los bancos es aplicar un diferencial siempre superior al 1%, y en muchos casos en el entorno del 1,50%-2,00%, como punto de partida.

b. Vinculaciones con el banco: los bancos están ofreciendo reducciones de dicho diferencial en función del número de vinculaciones de los clientes con el banco (o dicho de otra manera, en función de la rentabilidad que pueda sacar el banco a través de otros productos).

En resumen, los bancos analizan actualmente con mayor detalle las solicitudes de préstamos hipotecarios y las características de los clientes y además buscan una mayor rentabilidad en los mismos. Como solicitantes debemos ser capaces de entender estos criterios y prepararnos para exponer y defender nuestra situación financiera, la capacidad de afrontar la hipoteca que solicitamos y buscar el préstamo hipotecario que se adapta a nuestras características personales.

Si bien es cierto que hay perfiles de clientes que actualmente tienen cerradas las puertas del mercado hipotecario también hay una necesidad de fidelización de nuevos clientes y el acuerdo debe ser satisfactorio para ambas partes. Al igual que las entidades son selectivas con los clientes y los préstamos que formalizan también los consumidores debemos analizar las diferentes alternativas del mercado: estudiar pros y contras, asesorarnos y decidir en función de lo que más nos interese.

Información elaborada por idealista.com/hipotecas

 

Anuncios

La compraventa de viviendas subió un 6,8% en 2010, tras dos años en negativo

La desgravación fiscal, las ferias inmobiliarias, la contención de compra por la crisis en 2009. Diversos son los factores que han motivado el crecimiento del 6,8% de las compraventas en 2010 con respecto a 2009, hasta un total de 441.368 operaciones, de las que el 50,4% se realizaron sobre viviendas nuevas y el 49,6% sobre inmuebles de segunda mano, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aumenta considerablemente la compraventa de viviendas en 2010

En 2010, la compraventa de viviendas nuevas subió un 1,8% respecto al año anterior, hasta sumar 222.655 operaciones, mientras que la de usadas se incrementó un 12,4%, con 218.713 operaciones.

La mayor parte de las viviendas transmitidas por compraventa durante el año pasado, en concreto el 88,7%, fueron viviendas libres. En total, la compraventa de este tipo de viviendas repuntó un 5,4%, hasta 391.296 operaciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas sumaron 50.072, con un avance del 18,5%.

Con el aumento de la compraventa de viviendas en 2010 se pone fin a dos años de intensos descensos. En 2009, la compraventa de viviendas se desplomó un 24,9% y en 2008 bajó un 28,6%. En los cuatro últimos meses del año pasado, la compraventa de viviendas experimentó registros interanuales negativos, aunque en algunos casos bastante moderados.

De hecho, en diciembre de 2010, la compraventa de viviendas bajó un 1,7% en tasa interanual, uno de los menores descensos de toda la serie, iniciada en enero de 2008. En tasa intermensual (diciembre sobre noviembre de 2010) la compraventa de viviendas descendió un 3,9%.

Andalucía, a la cabeza de la compraventa de viviendas

En 2010, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Cantabria (1.653), y La Rioja (1.509).

El 58,4% de las compraventas de viviendas efectuadas el año pasado se registraron en Andalucía (83.362 operaciones), Madrid (60.781), Comunidad Valenciana (57.902) y Cataluña (55.500).

 

Noticia extraída de Fotocasa.es: http://bit.ly/fKQ1DL

Vuelven las hipotecas con financiación al 100% para adquirir vivienda

La crisis económica y financiera había provocado que las hipotecas para la compra de una vivienda desaparecieran del mercado. Pero ahora han resurgido por la necesidad de las entidades de adelgazar su cartera de ‘ladrillo’.

Hay que reconocer que no son muchas todavía las entidades que ofrezcan préstamos hipotecarios por el 100% de financiación para adquirir vivienda, pero existen después de un 2010 en el que estaban borradas del mapa.

Helpmycash.com ha rastreado el mercado para Finanzas.com en busca de las mejores. “El ‘resurgir’ de estas hipotecas se ha producido a causa del gran stock de pisos acumulado por los bancos. La urgencia por dar salida a estas viviendas ha obligado a los bancos con inmobiliaria propia a ofrecer muy buenas condiciones de financiación”, explican desde el portal especializado en hipotecas.

 

hipotecas al 100%

TAE calculado por las entidades

 

Esta buena noticia para los futuros compradores se debe a la urgencia de las entidades de reducir la oferta de viviendas que acumulan. Aunque todos los bancos y cajas tienen este producto dirigido a menores de 35 años, no todas las ofrecen.  Las cajas de ahorro han sido las primeras en desempolvar estos productos. Caja Rioja, Caja Madrid, BBK o Caja Burgos son algunas. La mayoría de las hipotecas ofrecidas tienen ayuda de las Comunidades Autónomas o ayuntamientos.

 

Quizás es mejor al 80% que al 100%

A pesar de que facilitan la financiación para acceder a una vivienda hay que tener en cuenta que son más caras que las hipotecas habituales al 80%. “Al pedir una financiación 100% el banco está corriendo un mayor riesgo al conceder el préstamo y eso hace que las hipotecas 100% sean por definición más caras que las que cubren el 80% del valor de la vivienda. Suelen pedir aval, cobrar más intereses y obligar a contratar más seguros para su concesión”, advierten en Helpmycash.com. Si antes los bancos obligan a contratar seguro de vida y hogar, ahora reclama además seguro de desempleo o protección de pagos.

Antes de contratar las hipotecas, hay que tener claro que la financiación al 100% no se va a realizar sobre el precio de compraventa, sino sobre el valor de tasación con que habrá que tener algún ahorro para cubrir la diferencia. “Aunque el anuncio de una hipoteca diga hasta el 100% de financiación, las condiciones publicitadas por los bancos solo suelen ser válidas hasta el 80% de financiación. Si pedimos el 100%, todas las condiciones cambian. Y otra cosa que tampoco suelen decir a priori es que va a ser necesario aportar un aval”. Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, lo habitual era que el préstamo hipotecario, incluso superara el precio de venta del inmueble, lo cual no era más que una simple locura llevada a cabo por la codicia de los banqueros y otros aprendices de brujo.

Noticia extraída de Finanzas.com

Los alquileres se encarecieron en noviembre

Los alquileres suben de precio. El penúltimo mes del año se han encarecido un 1,1% en comparación con el mes de noviembre de 2009, tal y como confirman los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, la subida del Índice de Precios de Consumo (IPC) ha experimentado un crecimiento mayor, ya que se incrementó un 2,3% durante el mismo periodo. Respecto a la tasa intermensual, el ritmo de subida se ha mantenido estable, ya que durante el mes de octubre las rentas subieron también un 1,1%.

El aumento en Cataluña se fija en el 1,2%

Desde el comienzo del año a noviembre, los precios de las rentas han aumentado un 1,1,%. Los índices de subida actuales están bastante por debajo de los niveles del año pasado cuando el precio de los arrendamientos aumentaban por encima del IPC y se encarecían a un ritmo mensual de 4%. Galicia (1,5%), Cantabria (1,4%), Andalucía (1,3%), Baleares (1,2%) y Cataluña (1,2%) son las comunidades autónomas que han experimentado crecimientos por encima de la media nacional. Las regiones que han experimentado una subida por debajo del 1% han sido Canarias (0,9%), La Rioja (0,6%), Murcia (0,4%) y Extremadura (0,1%). Navarra vuelve a sufrir en este periodo variaciones negativas (-0,4%).

Noticia extraída de pisos.com

 

La venta de viviendas acelera su recuperación tras subir un 24,7% en el segundo trimestre 2010

La venta de viviendas creció un 24,7% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de 149.527 operacionesregistradas entre abril y junio.

De este modo, el indicador encadena su tercer incremento interanual positivo tras el crecimiento del 4,9% logrado en el cuarto trimestre de 2009 y del 1,5% en el primer trimestre, según informa el Ministerio de Vivienda.

Por su parte, respecto al trimestre anterior, la tasa de variación fue positiva, como suele ser habitual en los segundos trimestres,  y presentó un aumento del 39,6%.

De las viviendas vendidas en el segundo trimestre del año, 67.895 (45,4%) corresponden a obra nueva y 81.632 (54,6%), a segunda mano, aunque en tasa intertrimestral fue mayor el incremento de las transacciones de casas nuevas, del 45,3%, en tanto que las de casas usadas aumentaron el 35,2%.

En los últimos doce meses se han vendido 495.684 viviendas, lo que, según el Ministerio, representa un descenso del 4,8%.

Por comunidades, todas registraron incrementos interanuales de las ventas en el segundo trimestre, a excepción de Navarra, donde disminuyeron el 25,6%; Extremadura, donde cayeron el 3,1%, y Murcia, con un descenso del 0,7%.

Por el contrario, el mayor aumento correspondió al País Vasco (52%), seguido de Asturias (47,6%), Cataluña (46,3%), Castilla y León (35,4%), Madrid (29,3%) y Baleares (29%).

Les siguen la Comunidad Valenciana (26,9%), Galicia (26,6%), Castilla-La Mancha (26,5%), Cantabria (21%), Aragón (19,2%), Andalucía (15,8%), Ceuta y Melilla (14,5%), Canarias (6,9%) y La Rioja (4,9%).

En los últimos doce meses, las transacciones crecieron en todas las comunidades excepto en Andalucía, Navarra, Castilla-La Mancha, Canarias, Extremadura, La Rioja y Murcia.

A su vez, las capitales de provincia que registraron un mayor número de operaciones en este periodo fueron Madrid, Barcelona y Zaragoza, donde se vendieron 28.970, 11.839 y 7.517 viviendas, respectivamente.

En cuanto a las compras efectuadas por los extranjeros residentes en España, ascendieron a 8.765 en el segundo trimestre de 2010, el 46% más que en los tres primeros meses del año anterior. Por su parte, los extranjeros no residentes compraron 700 viviendas.

Noticia extraída de Cotizalia: http://www.cotizalia.com/vivienda/ventas-viviendas-crecio-segundo-trimestre-20100909-57812.html

Cómo comprar una vivienda de obra nueva

Ya has encontrato tu piso ideal, es una obra nueva de las que has enamorado y ahora tienes que enfrentarte al papeleo. Antes de que empiecen a caer las gotas de sudor frío por tu frente, cálmate, comprar un piso no es tan complicado si tienes las ideas claras. Y aquí vamos a intentar darte las claves cuando vas a formalizar la reserva y compra de obra nueva:

1.- Comprueba las características técnicas y legales del edificio
Si la vivienda todavía se está construyendo, es decir, compras sobre plano, debes solicita al promotor una copia de los planos con los detalles técnicos y la memoria de calidades. Además, guarda también la publicidad que puedas tener sobre la promoción porque es vinculante. Si en el folleto se indican unas condiciones X sobre las viviendas en venta, esta información es igual de valida que si se hubiera incluido en un contrato. Es bueno también pasarse por el Registro Mercantil para comprobar los datos de la empresa: domicilio social, capital social, etc.

Pásate por el ayuntamiento al que pertenezca la vivienda y comprueba que existe licencia de edificación y la obra tenga el proyecto técnico aprobado. También es bueno que consigas su cédula urbanística para evitar sorpresas en cuanto a la posible inexistencia de equipamientos complementarios ofertados (zonas verdes, pistas de juego, etc.) o en cuanto a su uso público.

Y, una vez la vivienda se haya terminado, y antes de firmar el contrato de compra-venta comprueba que tienes licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad de la vivienda. Pide también al promotor o constructor los certificados que garantizan que las instalaciones de electricidad, cableado, agua… etc. se adecuan a la normativa vigente.

Es fundamental que todo esto esté en regla cuando vayas a entrar a vivir en el piso para que luego no te tengas que pelear tú para conseguir tu cédula de habitabilidad y así poder dar de alta los suministros: agua, luz, gas …

También debes comprobar la inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad para asegurarte que se ha hecho la inscripción de obra nueva, quien te la vende es su propietario y la situación de cargas y gravámenes de la finca.

2.- Deja bien atada la reserva del piso
Si compras sobre plano deberás entregar al promotor una cantidad a cuenta o reserva que es conocida como ‘arras penitenciales’, es conveniente incluir en la firma de estas ‘arras penitenciales’ unas cláusulas por las que tú, como comprador, podrías desistir de la compra de la vivienda porque si finalmente no compras y no lo puedes justificar por alguna de esas condicions previamente establecidas, entonces perderás ese dinero de la reservas. Si el vendedor no te vende el piso al final y tampoco te lo puede justificar, te deberá devolver el doble.

También es frecuente que en la compra de pisos sobre plano se acuerde hacer entregas periódicas de dinero que luego se descuentan del precio final de venta. Estas cantidades entregadas a cuenta durante la fase de construcción, deben estar garantizadas por el promotor o constructor con un Contrato de Seguro o un Aval Bancario. Si la construcción no llega a iniciarse o no se termina, la constructora estará obligada a devolver el dinero que hayas entregado más, normalmente, un 6% de penalización. Pide todas las pruebas de la existencia de ese seguro o aval, exige que se te entregue la póliza o el documento que acredite el seguro.

3.- Tú no tienes que subrogarte el préstamo hipotecario concertado entre la promotora y el banco. Puedes obligar al promotor a cancelar su hipoteca y que pague él los gastos de cancelación. Y esta es la base legal:

Artículo 8.2 de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación, “En particular, serán nulas las condiciones generales que sean abusivas, cuando el contrato se haya celebrado con un consumidor, entendiendo por tales en todo caso las definidas en el artículo 10 bis y disposición adicional primera de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. ”.

Disposición adicional primera, número 22, de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios: “A los efectos previstos en el artículo 10 bis, tendrán el carácter de abusivas al menos las cláusulas o estipulaciones siguientes: La imposición al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que por ley corresponda al profesional. En particular, en la compraventa de viviendas:

  1. La estipulación de que el consumidor ha de cargar con los gastos derivados de la preparación de la titulación que por su naturaleza correspondan al profesional (obra nueva, propiedad horizontal, hipotecas para financiar su construcción o su división y cancelación).
  2. La estipulación que obligue al consumidor a subrogarse en la hipoteca del profesional de la vivienda o imponga penalizaciones en los supuestos de no subrogación.
  3. La estipulación que imponga al consumidor el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el profesional.
  4. La estipulación que imponga al consumidor los gastos derivados del establecimiento de los accesos a los suministros generales de la vivienda, cuando ésta deba ser entregada en condiciones de habitabilidad.”


4.- Ten claros los gastos que debe asumir el constructor o promotor
Los gastos de escritura de obra nueva y división horizontal debe pagarlos él.

5. Ten claros cuáles son tus gastos y los impuestos que debes pagar
Estos son los impuestos:
A.- Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Se abona exclusivamente en los casos de adquisición de una vivienda de nueva construcción y su tipo es el reducido del 8%.

En la mayoría de los casos de compraventa de una vivienda de obra nueva, el comprador paga el IVA y no tiene que pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/IAJD) (que se paga en casos de compras de pisos de segunda mano), pero pueden haber excepciones.

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/IAJD) y el Impuesto del Valor Añadido (IVA) son alternativos. O se paga uno o se paga otro, nunca los dos (artículo 7.5 del Texto refundido de la Ley del ITPyAJD). La ley que decide cuál es el impuesto a pagar es la Ley 37/1992 del IVA, concretamente el párrafo tercero de su artículo 20.Uno.22ª. Si la venta es una primera entrega debe pagar IVA, pero si es una segunda entrega no paga IVA y en consecuencia paga ITP. A estos efectos se considera primera entrega de una edificación la efectuada directamente por el promotor al comprador una vez terminada su construcción o rehabilitación, salvo que alguien que no sea el comprador la haya usado ininterrumpidamente durante al menos dos años, sea el propietario promotor, sea el titular de un derecho real de goce o disfrute, sea un arrendatario sin opción de compra.

Por el contrario es segunda entrega cuando la finca ha sido usada durante al menos dos años por persona distinta del comprador y las segundas o ulteriores ventas.

El sujeto pasivo del IVA es la persona que realiza la entrega, el vendedor (art. 84.Uno.1 LIVA), pero deberá repercutirlo íntegramente sobre el comprador (art. 88.1 LIVA) que es quien en realidad lo paga. En el ITP, el sujeto pasivo es directamente el comprador (art. 8.a. LITPyAJD).

El tipo de gravamen del IVA es el 8%, mientras que el del ITP depende de cada comunidad autónoma. El general que se aplica por defecto es el 7% (art. 11.1.a LITPyAJD), pero las CCAA suelen fijar el 8%.

B.- Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía): Es un impuesto municipal que le toca pagar al vendedor, pero en algunos casos se puede acordar que se pague a medias o incluso que lo pague el comprador. Ahí está tu poder de negociación para mantenerte firme y exigir que sea el vendedor quien asuma ese pago porque es un impuesto que grava la revalorización de la vivienda desde la última transmisión. Te recomiendo que la lectura de este post: Cómo se calcula la plusvalía en la venta de una casa

Y respecto a los gastos:

  1. Notario: por la redacción de la escritura pública de compraventa de vivienda. El importe dependerá del precio de la vivienda y de los folios en los que se extienda la escritura. Salvo pacto contrario, el vendedor paga los gastos notariales de escriturar la vivienda y el comprador las copias.También tienes que escriturar el crédito hipotecario, en el caso de que lo pidas. Tendrás que pagar al notario por su intervención en la hipoteca.
  2. Registro de la Propiedad por la inscripción de la escritura pública de compraventa. Para inscribir la compraventa, debe acompañar al original de la escritura, los resguardos de haber liquidado los impuestos correspondientes.
  3. Hipoteca: si contratas una hipoteca tendrás que pagar los gastos de apertura. Es un porcentaje sobre el importe del préstamo solicitado y es negociable con la entidad financiera. Suele ir de un 0,5% a un 1% del importe del préstamo.
  4. Seguro: es conveniente contratar un seguro de hogar y, si tienes hipoteca, normalmente el banco te exigirá que contrates un seguro seguro del continente contra incendios, que garantice el valor del bien hipotecado durante la vida del préstamo, siendo el banco el beneficiario del mismo, por el valor de tasación de la vivienda, descontado el valor del suelo.


6.- Lo que hay que poner en el contrato de compraventa de vivienda y escritura pública
Lo mejor y más recomendable es que contrates los servicios de un abogado que te indique cómo hacer este contrato y los pasos a seguir. El gasto de este servicio es mínimo en comparación con lo que vale el piso y vale la pena hacer bien este trámite para ahorrarse disgustos futuros.

No obstante, esta es la información básica que debe tener el contrato de compraventa:

  • Tus datos y los del vendedor, ambos con capacidad legal para celebrar el contrato.
  • Los datos de la vivienda: dirección, superficie, lindes, anejos (garaje, trastero …)
  • Plano de la vivienda y memoria de calidades
  • Precio y condiciones de adquisición
  • Importe de los impuestos
  • Fecha de entrega de la vivienda y penalización que debe asumir el promotor o constructor si se retrasa.
  • Firmas


Normalmente, se hace la entrega de llaves cuando se firma la Escritura Pública de compraventa de la vivienda otorgada ante Notario.

7.- Revisa bien la vivienda
Una vez tengas las llaves y la vivienda sea tuya, es conveniente que la revises bien para detectar posibles fallos cuyo arreglo puedas reclamar al constructor o promotor. Recomiendo la lectura del artículo de Fernando Pantaleón, Catedrático de Derecho Civil:Responsabilidades y Garantías en la Ley de Ordenación de la Edificación. Y también que eches un vistazo al artículo de Pedro Ávila Navarro en Noticias Jurídicas: La Ley de Ordenación de la Edificación y el Registro. Y aquí tienes la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

Noticia extraída de ventadepisos.com: http://blog.ventadepisos.com/2009/compradores/como-comprar-una-vivienda-de-obra-nueva/

El precio de la vivienda libre modera su caída y desciende un 3,7% en el segundo trimestre

El precio medio de la vivienda libre se situó en 1.848,9 euros por metro cuadrado en el segundo trimestre, con un descenso interanual del 3,7%, lo que supone una moderación de un punto porcentual respecto a la caída del 4,7% registrado en el primer trimestre, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Vivienda. Además, el precio de la vivienda descendió un 0,9% en términos intertrimestrales.

Con estos descensos, el precio de la vivienda libre se sitúa en los niveles más bajos desde 2005. El descenso del precio de los pisos nuevos (hasta dos años de antigüedad) fue del 4% en tasa interanual y del 1,2% respecto al trimestre anterior, quedando el valor del metro cuadrado en los 1.846,7 euros.

En el caso de las viviendas de segunda mano, el precio se situó en los 1.854,9 euros, con un descenso intertrimestral del 0,5% y del 3,3% respecto al mismo periodo de 2009.

Por municipios mayores de 25.000 habitantes, el metro cuadrado más caro correspondió a San Sebastián (3.680,3 euros), seguido de Barcelona (3.418,1 euros), Sant Cugat del Vallés (3.351,1 euros), Getxo (3.277,5 euros) y Madrid (3.275 euros). En el otro lado, los precios más bajos se localizaron en Tomelloso (791,9 euros), Hellín (795,9 euros), Jumilla (895,6 euros), Villena (915,9 euros) y Ontinyent (918,7 euros).

Por su parte, el metro cuadrado de la vivienda protegida (VPO) se situó en los 1.141,4 euros en el segundo trimestre, lo que supone un 0,7% más respecto al trimestre anterior y un 4,1% más respecto al de un año atrás. En total, el índice general de precios de la vivienda (libre y protegida) experimentó en el segundo trimestre un descenso del 3,6% en términos interanuales, mientras que en tasa intertrimestral la reducción del índice fue del 0,9%.

Sube en cinco comunidades

El índice general de precios registró descensos en doce comunidades autónomas y subió en cinco. Con bajadas superiores a la media nacional (-3,6%) se situaron Canarias (-6,4%); Comunidad Valenciana (-5,1%); Aragón (-4,8%); Navarra (-4,4%); Andalucía, Baleares y Madrid (-4,3% en los tres casos) y País Vasco (-3,8%). Con descensos inferiores a la media se situaron Murcia (-3,4%), Cataluña (-2,3%), La Rioja (-2,1%) y Castilla y León (-0,6%). También registraron caídas Ceuta y Melilla, con un -0,4%.

Las cinco subidas correspondieron a Asturias (+2,2%), Galicia (+1,4%), Castilla-La Mancha (+1,3%), Extremadura (+0,4%) y Cantabria (+0,1%). En términos interanuales, catorce provincias presentaron incrementos en el precio de la vivienda, destacando los casos de Albacete y Ourense (+6,9%), Cuenca (+3,3%), Zamora (+3%), Jaén y Soria (+2,8%) y Asturias (+2,2%).

Entre los descensos, los más significativos se los anotaron Valencia (-6,8%), Las Palmas (-6,7%) y Córdoba y Santa Cruz de Tenerife (-5,9% en ambos casos). En valores trimestrales, las regiones donde más aumentaron los precios en el segundo trimestre fueron Ceuta y Melilla (+2,9%), Castilla-La Mancha (+1,9%), Extremadura (+1,3%) y La Rioja (+1,2%). En el lado contrario, los mayores descensos se los anotaron Navarra (-3,8%), Canarias (-1,7%), Cantabria (-1,6%) y Madrid (-1,5%).

Las provincias en las que se registraron los mayores descensos en los precios respecto al primer trimestre del año fueron, además de Navarra, Málaga (-3,4%) y Castellón (-2,65%). Por su parte, las mayores variaciones positivas trimestrales se registraron en Teruel (+3,9%), Lugo (+3,8%) y Guadalajara (+2,9%).

El Departamento dirigido por Beatriz Corredor explicó que el número de tasaciones inmobiliarias realizadas para calcular los precios de la vivienda del segundo trimestre fue de 134.037, un 9,1% más que las efectuadas en el primer trimestre y un 3,9% que las que se tasaron en el segundo trimestre del año pasado.

Noticia extraída de Cotizalia.com:  http://www.cotizalia.com/vivienda/precio-vivienda-libre-modera-caida-desciende-20100716-55240.html